Blog

Fotografía desde hide

Muchos os preguntáis cómo lo hacen los fotógrafos para tomar algunas instantáneas increíbles y que a ti te resultan imposibles ya que siempre salen corriendo todos los animales.

Para ello los fotógrafos acudimos a los Hides, son cabañas o zonas camufladas donde puedes esconderte mientras que los animales hacen su vida normal delante tuya como si no estuvieras allí.

Mi hide portátil esperando a los mamíferos nocturnos

Los hay hide portátiles, como el que yo uso en la foto de la izquierda que los puedes usar para aves y pequeños mamíferos y suelen requerir de una mayor paciencia ya que los animales no están habituados a ellos y suelen mostrarse más reacios al intruso. Para ello se suelen colocar unos días antes del día que quieres hacer las fotografías.

La otra opción es contratar un hide fijo, son profesionales que han localizado una zona de interés dentro de su terreno, pueden ser zonas de paso de mamíferos como pueden ser los linces, o muladares, que son lugares donde se alimentan a las rapaces y ellas acuden para darse un festín. Los hay de todo tipo dentro de este grupo, yo he pasado por algunos de apenas 5 metros cuadrados hasta algunos con retretes químicos y literas.

El tiempo que se pasa en su interior es diferente dependiendo de la especie y la aceptación de la misma al escondite. Por mi experiencia puedo contar que he pasado desde 13 horas para fotografiar águila real como máximo y el mínimo han sido 3 hora en una sesión de abejarucos. Y para aquellos que penséis que un hide es hacer el trabajo fácil, os digo que no es así, es la única manera de realizar ciertas fotografías y son largas horas esperando a tu objetivo y puede que al final de todo no tengas fortuna y salgas del hide después de más de 12 horas esperando sin ninguna foto. Por lo que la paciencia es un requisito imprescindible. Otro consejo que os puedo dar desde mi experiencia es que llevéis baterías de sobra y memoria, porque se realizan multitud de fotografías desde hide y lo que necesitas es tener tu cámara operativa hasta el final de la sesión.

Por otro lago para aquellos que nunca habéis acudido a un hide decir que no son baratos, pero merecen la pena ya que la experiencia que vas a vivir y las fotos que vas a tomar si todo sale bien van a tener un detalle increible, como por ejemplo el vídeo que os pongo a continuación de un Alimoche o buitre sabio intentando abrir un huevo con una roca. Por lo que creo que todo fotógrafo de naturaleza tiene que vivir esa sensación de estar cerca de los animales que tanto aprecia, sin ser detectado, y comprobar como son sus comportamientos naturales cuando no están intimidado ni asustados por la presencia del ser humano.

 

No Comments

Post a Comment