fbpx

Blog

¿Cómo diferenciar entre…un milano negro y un milano real?

Dos especies de aves que son fácilmente observables en nuestros cielos, por lo que serán ideales para iniciarse en la observación de aves, ya que llaman la atención por su velocidad, agilidad en vuelo y belleza. A priori son fáciles de diferenciar, pero pueden existir algunas condiciones meteorológicas u observándolas a distancia hay que guiarse por una serie de «trucos».

Milano real aterrizando

Siempre que te encuentras haciendo observaciones o tomando fotografías es esencial conocer las especies, y saber sus hábitos nos puede ayudar a identificarlas por un comportamiento, zona de anidar o época del año. En este caso los Milanos Reales, aunque existen parejas durante todo el año en la Península Ibérica, es en invierno cuando se suman multitud de parejas provenientes de los países vecinos del norte de Europa, como Francia o Alemania, convirtiendo a España como el destino favorito por esta especie en los meses de invierno. Por otro lado el Milano negro se desplaza hasta el continente africano durante los meses más fríos en la península y es en verano cuando vuelve a través del estrecho de Gibraltar miles de ejemplares, lo que lo convierte en un espectáculo increíble para todo amante de la naturaleza. Éste será nuestro primer punto para empezar a diferenciarlos.

El siguiente paso que podemos dar es fijarnos en la cola. Si están en vuelo en los Milanos Reales se suele apreciar una larga cola y en el final un «corte en forma de V» mientras que en los Milano Negros la cola parece horquillada pero apenas se puede apreciar y tiene un aspecto más recto al final. En cambio si los vemos posados podemos diferenciarlos porque en los Milanos Reales las plumas de la punta de la cola sobresalen notoriamente por debajo de las plumas primarias de las alas, y en el Milano Negro las plumas de la cola terminan más o menos a la misma altura que las de las alas.

Milano Negro con final de la cola recta

Por último y solo en caso de poder verlos de cerca y con suficiente claridad es la diferencia de color. El Milano Negro como su nombre indica es más oscuro, con tonos más homogéneos y con la punta de la cabeza en tonos grisáceos  que varían según el ejemplar. El Milano Real tiene tonos rojizos y las alas muestran diferentes tonalidades con zonas blancas, negras o rojas.

Con esto debería ser suficiente para diferenciarlos, ahora toca salir al campo a tomar fotografías y a disfrutar de sus hábiles vuelos y su elegancia.

Detalle de las alas de un Milano Real

No Comments

Post a Comment